Carmen Peña

En un futuro donde la tecnología estará cada vez más presente en la vida cotidiana, las relaciones amorosas probablemente ya no serán lo que son ahora, al igual que ahora no son como eran antes. Se perderá mucho contacto humano y la capacidad de relacionarse cara a cara, por lo que al final acabaremos viviendo un “amor virtual”.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!