Pablo Arribas

QUE LOS PERROS PUEDAN VIAJAR EN EL ÚLTIMO VAGON DEL METRO

Mi pictograma quiere, desea, anhela comunicar la imperiosa necesidad de que se le permita al mejor amigo del hombre viajar en nuestro tren subterráneo o metro. Esto es una práctica común en otros lugares que se  siguen considerando civilizados, como la ciudad de Barcelona. En Madrid seremos aún más civilizados restringiendo el espacio en el que pueden viajar al último vagón para que los haters puedan viajar cómodamente en los primeros vagones del tren.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!