Rafa Cobiella

El 28 de octubre de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba, a través de un comunicado, que comer carne procesada como salchichas, bacon, hamburguesas o embutidos aumenta el riesgo de sufrir cáncer. El texto afirma que los alimentos englobados en este grupo son “carcinógenos para los humanos”, y los incluye en la misma categoría que el tabaco, el alcohol o el plutonio.

Con esto, la lógica nos lleva a pensar que la producción de carne procesada, cuya mala praxis en su creación ya la dotaba de un aura negativa, disminuirá, dejando paso, en cualquier caso, a una producción menor, más artesana y respetuosa con la vida animal y el medio.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!